0

Comiendo Zarajos

Publicado por el .

Si algún momento te encuentras en alguna localidad de Cuenca, seguro que entre todos los platos típicos que te ofrezcan se encontrarán los llamados Zarajos, los cuales deberá disfrutar y con muchas ganas a todos y cada uno de los comensales que se encuentren en el restaurante.

De veras tentado seguramente a pedir uno igual, lo cual tendrá una muy buena satisfacción al momento en que empieces a degustar, siendo tu paladar el que con más gusto pruebe bocado tras bocado con ganas de pedir otro.

Antes que nada hay que aclarar que los Zarajos vienen a ser una especie de aperitivo más que un plato típico, pues se lo puede recibir a manera de una entrada a los demás platos que esté dispuesto a servir.

Luego de que hayas probado un Zarajo, posiblemente tengas la inquietud de preguntar al maestro cocinero sobre los ingredientes y la forma de preparar este plan.

Que no te sorprenda escuchar que dicho Zarajo se compone especialmente de las tripas más tiernas de un cordero lechal, ya que en realidad quienes preparan este plato o entrada tiene mucho cuidado el momento de tratar cada una de las partes que componen al mismo.

Estas tripas son cuidadosamente lavadas y tratadas para que tú puedas servirte el Zorajo de manera confiada sin que pueda ser afectada tu salud, por algo es que aún son muy solicitadas por los mismos habitantes de la región y por cada uno de los visitantes que han llegado a probar dicha aperitivo.

Te puede interesar

Escribe un comentario