0

Cuenca colonial

Publicado por el .

Quizá ya no se puedan encontrar en algunos sitios lugares como los que ofrece la Ciudad de Cuenca, en España, ya que por el mismo avance de la civilización muchas de las características autóctonas se han perdido a lo largo del tiempo.

Es así que al caminar por cada una de las calles de Cuenca se pueden apreciar que aún están formadas por piedras que, de manera nada uniforme, guardan ese toque antiguo y clásico que lo hace atractivo; es así que todo se va formando a manera de un conjunto digno de disfrutar, pues tanto calles, veredas y paredes pintan un cuadro en las mentes de quienes las visitan y que dicha imagen queda guardada para recordar el volver a visitarla.

Cada uno de los paisajes que se pueden apreciar desde las alturas de la Ciudad, son algo indescriptible pues tanto el campo que muestra lo mejor de una naturaleza casi perdida como la vista de los callejones desde una parte superior de la Ciudad de Cuenca, hacen que sea una experiencia inolvidable.

La ciudad de Cuenca está construida sobre una montaña de piedra, lo cual podemos decir que la ciudad está muy bien cimentada en las bases que la harán prevalecer por muchos años más, además de esto, pueden notarse barrancos por los que surcan determinados ríos como el caso del Río Júcar.

Si lo que buscas es alejarte de la ciudad por un buen rato y entrar en el encanto de la naturaleza y del ayer, seguro que en Cuenca te sentirás atraído cada momento que pases con sus habitantes y su cultura.

Te puede interesar

Escribe un comentario