0

Efectos de la naturaleza en la Ciudad Encantada

Publicado por el .

Todas aquellas exposiciones que son creación del hombre y que en un momento determinado las podríamos llegar a observar en alguno de los más importantes y reconocidos museos, seguramente dejen perplejos a sus asistentes debido a la forma y estilo que se ha llegado a adoptar en dichas figuras.

Pero no hay nada más impresionante que el trabajo de la naturaleza misma, algo que se puede apreciar de forma latente si visitamos a la “ciudad encantada” en la provincia de Cuenca, en donde de forma literal, las manos de la naturaleza han tenido una gran influencia en cada uno de los elementos que aquí existen, los cuales con formas humanas, de animales y cualquier otro objeto que nuestra imaginación pueda idear, han sido cuidadosamente elaborados por medio de la erosión, el viento la acción del agua y hielo entre otros más.

A todo esto le acompaña el río Jucar, el cual pasa entre Villalba de la Sierra y Uña ofreciendo la disposición de un cañón de grandes dimensiones a unos 1500 m de altura por sobre el nivel del mar, lugar que podríamos decir que ha escondido celosamente a este hermoso paraje natural. Debido a la belleza que presenta todo este entorno, el mismo ha sido declarado como sitio natural de interés turístico nacional. Cualquier viajero que este haciendo turismo por esta ciudad encantada y que se encuentre caminando por alguno de sus rincones, tendrá la sensación de estar en una ciudad con pasadizos del laberinto así como también imaginarse que se encuentra en la vivienda de un cíclope.

Te puede interesar

Escribe un comentario