0

El Morteruelo

Publicado por el .

De todos los platos típicos que existen en Cuenca, que propósito son todos muy religiosos y dignos de repetir, existe una que es el más consumido y solicitado por aquellos turistas que tenga la oportunidad de probarlo en otras ocasiones previas, prototípico que se llama Morteruelo de Cuenca.

Este plato tiene todos los elementos del paladar necesita, dicha preparación según sus propios habitantes es la siguiente:

Se debe de disponer de la carne de la liebre, perdiz y gallina bien lavados y bien secos, que combinados con el jamón, el hígado de cerdo y la panceta en una sola olla.

En la olla se coloca agua fría, además se sazona con sal, tapamos la olla y se deja hervir todo esto por un lapso de dos horas.

Luego de este tiempo se debe de retirar todas las carnes de la olla, para poder quitarles tanto él como huesos, desmenuzando y también triturando estas carnes con poco el caldo de la olla. Se debe de guardar todo el caldo que queda en la olla.

Ponemos en un sartén bien grande el aceite y lo colocamos al fuego. Mientras esto pasa se debe de dar una cuantas vueltas al pimentón, y colocando al resto del caldo poco a poco sartén; cuando se haya visto que ha empezado hervir su contenido, en ese mismo instante distribuir de manera uniforme el pan rayado.

Todo esto consignarlo como cinco minutos momento en el cual añadimos las carnes que habíamos triturado anteriormente para dejar que todo esto se cocine por unos 20 minutos más a fuego lento, teniendo la precaución de remover el contenido de sartén para qué no se pegue uno de los elementos a sus paredes. La cantidad de sal que se colocara va de acuerdo al gusto de cada persona.

Te puede interesar

Escribe un comentario