0

Recorriendo la ruta de los balcones del Jucar en Cuenca (II)

Publicado por el .

Si llegas a conocer a la Ermita de la Virgen de las Angustias en Cuenca podrás también saber que la actual es una obra que pertenece a Martín de Aldehuela y que fue construida en el siglo XVIII, aunque mucho se ha mencionado sobre la portada que se encuentra en la misma, ya que parecer ella pertenece a un tiempo más anterior.

Esta portada se dice que fue construida en el siglo XVII, de allí la importancia de estos dos elementos, es decir, que la portada y de la ermita. No solamente se encuentra en el ámbito religioso como uno de los intereses favoritos de quienes hacen turismo en Cuenca, sino también en su mirador, ya que existe una en esta bella ermita y desde donde podemos observar el recorrido del río Jucar. Este es un espectáculo digno de ser admirado en nuestro próximo viaje a la ciudad de Cuenca, ya que cuando tenemos a las aguas verdes de este maravilloso río y al frente, toda una gran cantidad de formaciones calizas que son un espectáculo único en la región.

Don Diego y doña Diana, una leyenda contada en Cuenca

Como estamos en medio de un recorrido, en esta ruta de los balcones del Jucar en Cuenca también nos encontraremos al Convento de los Franciscanos Descalzos, en donde la presencia de una gran cruz que se encuentra solitaria en el lugar, recuerda (hay quienes conocen la historia) aquella leyenda en la que se menciona a don Diego y a doña Diana.

Para quien desee conocer esta interesante historia que se ha contado por largo tiempo en Cuenca se debe mencionar que en realidad doña Diana era el diablo disfrazado de mujer, quien con sus atractivas curvas y su gran belleza trató de llevar a don Diego hacia la perdición y la locura; pero don Diego viendo aproximarse su triste final logra aferrarse a esta gran Cruz, la cual le llega a salvar de la tragedia que iba a suscitarse en contra de él.

Te puede interesar

Escribe un comentario