1

Rosquillas de Anis

Publicado por el .

No existe plato típico o delicia especial de un pueblo que disguste a nuestro paladar, hecho especialmente para tener ante nuestros ojos un panorama diferente de alimentación, hace que nuestro paladar lo reciba muy cordialmente queriendo volver a repetir dichas delicia.

En Cuenca podemos encontrar las llamados “rosquillas de anís”, mismos que a la vista ofrecen un panorama completamente diferente a lo que hayamos probado antes, su sabor esencial hace que nuestro paladar deguste en cada mordida que hemos a dicha rosquilla, seguramente por cada uno de los ingredientes que lo forman.

Y es que esa mezcla perfecta entre huevos, aceite virgen de oliva, unas cuantas cucharadas de azúcar, limón, levadura tipo Royal, harina adecuada para este dulce, aceite de oliva normal, azúcar molida o cualquier tipo de lo que sea muy fina, y harina extra para pasar, sin olvidarnos claro del más importante de los ingredientes, el anís.

Todos estos ingredientes juntos y preparados de la manera adecuada por sus expertos culinarios, ofrece una rosquilla que para muchos es más bien bollo con características especiales, pero que nos ofrece gran placer para comer en ese mismo instante y llevar unos cuantos a la casa o para los amigos que sabemos y estamos seguros lo apreciaran con gran emoción y agrado.

Las rosquillas de anís son una delicia bien elaborada y de toda confianza para poder probarlos en cualquier lugar de la ciudad que se ofrezcan estos y que se encuentre el turista o visitante, pues aunque hay similares en cuanto a forma y figura, seguro que el sabor de estas rosquillas nunca será olvidado.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Andres dijo

    Hola. me ha interesado mucho el artículo sobre las rosquillas de anís, pero me resulta curioso tu lenguaje, deduzco que no eres de Cuenca o que has vivido mucho tiempo en el extranjero. Lo digo sólo porque soy aficionado a la filología.

    Saludos y gracias

Escribe un comentario